El salario emocional

¿De qué hablamos cuando decimos salario emocional en el sector IT?

En el sector de la tecnología de la información hay más de una manera de conseguir un candidato excepcional para un puesto que ofrezcas. Las ventajas materiales siguen a la orden del día, pero no son ya el único baremo exclusivo

En el sector de la tecnología de la información hay más de una manera de conseguir un candidato excepcional para un puesto que ofrezcas. Las ventajas materiales siguen a la orden del día, pero no son ya el único baremo exclusivo que utilizan los trabajadores más solicitados para decidirse entre una oferta u otra. El salario emocional es algo que también entra en juego y que tienes que empezar a poner en valor en tu marca. Te explicamos qué es.

El salario emocional en el sector TIC.

El talento que persigue el bienestar

Lo primero de todo será entender qué es y en qué consiste el salario emocional. Este es un término amplio que hace referencia a todo tipo de beneficios o ventajas más allá de lo económico que un trabajador puede encontrar en una empresa.

El desarrollo personal que puede experimentar, el grado de bienestar, la camaradería entre sus compañeros, las actividades o descansos, etc. Este tipo de ejemplos sirven para que entiendas qué es este salario y por qué es tan importante.

En el sector de la tecnología, si eres reclutador sabrás que hay una serie de perfiles muy solicitados y que pueden optar a más de una oferta. En estos casos, no solo se convence con dinero, también hay que ofrecer algo más, la posibilidad de crecimiento, de desarrollo y de estar en un ambiente agradable y entretenido. Es decir, que el trabajo no le suponga al trabajador un coste emocional extra.

¿Qué ventajas tiene implementar el salario emocional?

Tanto con los nuevos talentos como con el equipo ya formado, estas son algunas de las ventajas que te ofrecerá:

– Un mejor ambiente. Trabajadores más relajados, más flexibles y más dispuestos a involucrarse con la propia empresa. Lo que significa que el ambiente no será hostil ni tenso.

– Mayor productividad. Los estudios no se cansan de demostrarlo. Un ambiente más agradable y unos trabajadores más felices y satisfechos con su empleo redundan siempre en la productividad, incentivándola. Por lo tanto, se trata de una cuestión de mejorar el entorno para que la empresa se vea beneficiada.

Algunas formas de ofrecer un buen salario emocional, por ejemplo, es a través de la conciliación o acentuando la posibilidad de optar por el teletrabajo. Ambas medidas se están popularizando, ofrecen flexibilidad y ayudan a que los trabajadores se sientan más cómodos en su puesto.

En definitiva, convencer a un candidato te será mucho más sencillo si, en la entrevista o la oferta que le ofrezcas, no solo hablas acerca de lo económico, sino también de lo emocional. Recuerda que hay muchos perfiles hoy en día, especialmente en el campo de la tecnología, ya no solo buscan un sueldo a final de mes, sino también un lugar en el que estar a gusto.

Encuentra todas las ofertas de empleo Tech.