El teletrabajo, ¿ha llegado para quedarse?

El teletrabajo, ¿ha llegado para quedarse?

La crisis del COVID-19 ha hecho que la opción del teletrabajo se instale masivamente, en muchos casos, sin opción a una prueba previa, de una manera improvisada. En el año 2019 solo el 4,8% de los ocupados trabajaban desde casa normalmente o más de la mitad de los días. En este mes de marzo, ese porcentaje ha ascendido hasta un 34% del total. 

Muchas empresas se están tomando este periodo como prueba para comprobar si realmente el teletrabajo sería viable en sus organizaciones, aunque muchos opinan que no es una prueba real, es un “teletrabajo de emergencia”. Muchas empresas no tienen ninguna política previa adaptada a estas condiciones, ni sus empleados tienen las herramientas necesarias para desempeñar sus tareas con normalidad. Eso sumado a que en muchos casos los teletrabajadores tienen que encargarse a su vez de cuidar a los niños por el cierre de los centros educativos, que pone aún más difícil el poder concentrarse y mantener un ritmo de trabajo normal. 

Según una encuesta realizada por Monkeys Zeno a más de 2000 usuarios del país, un 53% de los encuestados manifiestan haber tenido más calidad para disfrutar de sus familias, un 30% consideran que han sido más productivos y creativos, sin embargo, los datos también revelan que un 62% manifiestan sentir más ansiedad y estrés cuando trabajan desde casa. 

El teletrabajo en el sector IT 

Por su parte, el sector IT es un sector en el que el modelo de teletrabajo ya era habitual. Según una encuesta realizada a nuestra la base de datos de Ticjob.es a principios de 2020, un 39,8% de los encuestados tenían posibilidad de teletrabajar en sus empresas. En un sector en el que se trabaja por proyectos, la flexibilidad total de los horarios, el teletrabajo, y otros beneficios añadidos son un plus con el que los reclutadores atraen al talento formado, tan escaso y difícil de retener. 

Beneficios añadidos más disfrutados por el profesional IT

Nos sirve como ejemplo el caso de Indra, donde las casas de sus empleados se han convertido en auténtico laboratorios técnicos, siendo esta la única manera de poder seguir con sus proyectos. 

En definitiva, el teletrabajo ha sorprendido a muchos y ha demostrado ser una opción productiva además de sostenible para el medio ambiente. Por ello, Ministerio de Trabajo y Economía Social ha iniciado los trámites para regularlo con el objetivo de eliminar alguno de sus inconvenientes, ¿será el teletrabajo una opción recurrente para las empresas después del COVID-19?

Compartir: