¿Cuáles son las funciones de un ingeniero de sistemas?

¿Cuáles son las funciones de un ingeniero de sistemas?

Un ingeniero de sistemas es una figura clave en todo proyecto con un alto componente tecnológico, la figura ha ido variando con las diferentes necesidades de las empresas y las diferentes tecnologías. Las funciones de un ingeniero de sistemas han tenido que modificarse al tener que manejar la difícil tarea de ser los garantes de la estabilidad, solidez y seguridad de los sistemas con los que la empresa trabaja con la evolución de las empresas y la necesidad de los áreas de negocio.

Los ingenieros de sistemas han tenido que adaptarse y ser cada vez más rápidos y flexibles para ayudar a que los desarrollos y la traslación de muchas de las tecnologías a sistemas cloud. Aún con todos los cambios, los ingenieros de sistemas siguen siendo una pieza clave y en muchas ocasiones los amos de las llaves de la tecnología. Muchos de estos SySAdmin ya estaban haciendo funciones de DevOps, siendo el nexo entre sistemas y desarrollo, al final las empresas han generado y generaran nuevos perfiles para especializar funciones de un entorno cada vez más complejo que hay que administrar.

Estos son las principales funciones de un ingeniero de sistemas

  • Administrar el hardware de los sistemas. Es decir, comprobar que el aparato físico de los mismos funciona correctamente. Que no haya un cortocircuito, o una pieza que no funcione, o cualquier otra alteración o avería que afecte al funcionamiento regular del aparato.
  • Administrar usuarios. Como administrador, tienes que invertir tiempo en prestar atención y en cuidar los usuarios que se conecten o que interactúen con tu sistema. En este caso, atender a sus demandas, peticiones, consultas, al uso que el dan al sistema y demás, así como facilitar su acceso.
  • Administrar las aplicaciones instaladas. Esta tarea está relacionada con que las funcionalidades propias del sistema se activen correctamente; es decir, que todo se mantenga actualizado, que los usuarios puedan utilizarlas con normalidad, etc..
  • Comprobar el buen funcionamiento del sistema. Si tú eres el administrador, tienes que asegurarte de que todo siga funcionando con normalidad y de que no se desarrollen problemas de ningún tipo (ni virus ni carencias en alguna funcionalidad, etc.). Es decir, que la red siga operando con normalidad y sin incidencias.
  • Contabilizar el uso de recursos por parte de los usuarios. Llevar un registro numérico sobre el propio sistema y los principales aspectos que los usuarios estén usando. Dicho de otra manera, analizar y ver qué utilizan más y qué emplean menos para entender qué aspectos debes mejorar.
  • Administración de la seguridad. La ciberdelincuencia está a la orden del día. Un buen administrador tiene que dar cobertura y proteger la red de cualquier virus o ataque que se produzca.
  • Mantenimiento de la documentación. Como te podrás imaginar, principalmente se refiere a los certificados de las empresas o marcas que tengan alguna participación o aplicación dentro del sistema. Que todas ellas estén actualizadas continuamente y que cumplan con la legislación y con la normativa vigentes.
  • Soporte técnico a usuarios. Ante cualquier problema, duda o error, tendrás que estar ahí para subsanar las averías o complicaciones que puedan ir surgiendo.En conclusión, un administrador de sistemas tiene más de una función. Y, por lo tanto, si profesionalmente te quieres enfocar en esta carrera, estas serían las tareas principales a las que tendrías que hacer frente en tu día a día: cuidar el hardware de los sistemas, administrar usuarios, etc…

Un ingeniero de sistemas no es un DevOps

Los perfiles de DevOps cada vez son más demandados en un entorno cada vez más complejo. La realidad de los entornos tecnológicos es muy dinámica, en empresas las funciones y los puestos están muy delimitados, ahora bien en otras empresas la realidad puede ser diferente y muchas de las funciones de un DevOps pueden estar realizandolas un ingeniero de sistemas, la realidad empresarial es fluida.

Un DevOps una figura que tiene un conocimiento transversal de todos los departamentos y del negocio de la empresa, la figura de facilitador y que otorga flexibilidad a los desarrollos entre los diferentes departamentos. Ese perfil perfectamente lo puede suplir un Ingeniero de sistemas que sea sensible a las metodologías agiles y que tenga ese conocimiento del negocio y de las necesidades tecnológicas de las compañías, ahora bien lo ideal es que ambas figuras esten separadas. Dos almas para un mismo objetivo, la flexibilidad y la rapidez para adaptar la tecnología al negocio frente a la robustez y la seguridad para que el negocio no se vea afectado por la tecnología.

Compartir: