Gamificacion en RRHH

Gamificación e inteligencia lúdica en reclutamiento de personal

En este post queremos explicarte todo lo que necesitas saber en el ámbito de RRHH para incluir la gamificación e inteligencia lúdica en reclutamiento de personal. ¡Empezamos!

La transformación digital y el auge constante del mercado laboral ha obligado a captar el mejor talento en las empresas para poder luchar con los competidores. En este sentido, la gamificación es una de las mejores alternativas para poder conseguir un modelo que sea atractivo y divertido para obtener todas las respuestas que necesites sobre cada candidato y sus habilidades. Por ello, en este post queremos explicarte todo lo que necesitas saber en el ámbito de RRHH para incluir la gamificación e inteligencia lúdica en reclutamiento de personal. ¡Empezamos!

Gamificación en los procesos de selección
Gamificación e inteligencia lúdica en reclutamiento de personal.

¿Qué es la gamificación para un reclutador?

Generalmente, asociarás la gamificación a otros aspectos de nuestra vida diaria. Consiste en diferentes actividades que pueden llegar a ser divertidas, como aprender un idioma, o ganar un descuento invitando a algunos de tus amigos a través de una app. Son muy parecidas a un juego y pueden ser realmente útiles para impulsar nuevos negocios o partes de una empresa.

Asimismo, es realmente útil para ayudarte a aprender una habilidad o motivarte a hacer ejercicio. Este tipo de estrategia permite que todas las actividades sean más fáciles y eficientes. Gamificar, en un entorno cada vez más competitivo, se está convirtiendo en un gran valor diferencial dentro del marketing popular.

En los últimos meses, los empleadores han empezado a usar este tipo de formas de comunicar para compartir con sus candidatos todo lo referente a la empresa y sus roles. En este sentido, a través de este tipo de técnicas, el reclutador será capaz de atraer al mejor talento.

Incluir las TIC a tu servicio

La introducción del componente tecnológico, especialmente con las TIC, aporta otro valor a tu departamento de recursos humanos. La inteligencia artificial y el big data son dos grandes herramientas para que puedas optimizar un proceso de selección. Por un lado, te permitirá comparar resultados con las medias de otros candidatos y, posteriormente, extraer conclusiones.

A la hora de gamificar un proceso de reclutamiento necesitaremos un gran esfuerzo. El proceso requerirá contar con un equipo capacitado y con una estrategia adecuada. Sin embargo, existen muchas ventajas que debes tener en cuenta para centrarte en poner en marcha un proyecto de este tipo.

Beneficios en un proceso de selección

Uno de los beneficios principales es el hecho de poder testear habilidades específicas para el puesto de trabajo que estás ofreciendo. Por ejemplo, que un candidato te demuestre que es creativo en una entrevista tradicional es muy difícil. Pero, en cambio, a través de un juego es más sencillo. Adicionalmente, este tipo de proceso también permite ahorrar tiempo desde que se inicia el proceso de selección hasta que finaliza.

Asimismo, también es más ventajoso para los candidatos. Muchos se ponen nerviosos respondiendo preguntas de un entrevistador, pero, en cambio, estarán más cómodos realizando un juego en una pantalla. Jugar implica diversión, por lo que el proceso no será tan estresante para los candidatos. Finalmente, hay una parte de desarrollo de marca que te permitirá conseguir.

La mayoría de las industrias tecnológicas ya llevan a cabo este tipo de procesos. Su posicionamiento es diferente, por lo que te permitirá tomar ventaja frente a tus competidores. Para captar la atención del mejor talento, también es importante que les des motivos para pensar que lideras la mejor organización. De hecho, demuestra que estás dispuesto a invertir en las últimas plataformas tecnológicas y, por ende, en el progreso.

Como conclusión, la gamificación es una técnica muy efectiva que está ganando en atractivo para las diferentes organizaciones. No obstante, es un complemento a las técnicas tradicionales como, por ejemplo, las entrevistas. Para conseguir al candidato más apropiado es necesario el uso de diferentes herramientas, y gamificar el proceso te permitirá obtener un enorme valor agregado.