GPT-4 y el futuro de la Inteligencia Artificial

Conoce GPT-4 y el futuro de la Inteligencia Artificial. El futuro de la IA, ¿Hemos llegado ya a ese futuro que se nos prometió? Llevamos años escuchando como la IA iba a revolucionar nuestras vidas.

El futuro de la IA, ¿Hemos llegado ya a ese futuro que se nos prometió? Llevamos años escuchando como la IA iba a revolucionar nuestras vidas. Y sin embargo, no la vemos claramente en nuestro día a día. Las Inteligencias Artificiales Generadoras de Contenido han llegado para cambiar esto radicalmente. Conoce GPT-4 y el futuro de la Inteligencia Artificial.

OpenAI y el cambio de paradigma

Ya hablamos acerca de OpenAI en un pasado artículo enfocado al ascenso de la IA y la importancia del software abierto. Y es que, OpenAI ha conseguido empujar los límites de los conocidos como «Large Language Models» (LLMs). Estos modelos han conseguido elevar el estado actual del procesamiento del Lenguaje Natural a un nivel nunca visto. Estos avances se han ido sucediendo a lo largo de la industria, y grandes compañías como Microsoft están apostando fuerte por ellos.

Lilian Weng, Applied AI at OpenAI

Un ejemplo claro lo vemos en la apuesta de Microsoft por integrarlo dentro de sus soluciones:

  • Github Copilot: Copilot es una función de Github que realiza sugerencias de código en tiempo real, acelerando los tiempos de desarrollo y disminuyendo el error humano
  • Bing+GPT-4: El navegador Bing cuenta con una función en beta que permite no solo realizar búsquedas en la web, si no aprovechar GPT-4 para dar respuesta a las dudas que se plantean en el buscador. Además está conectado a internet por lo que las capacidades son superiores a las del propio ChatGPT
  • Office 365 Copilot: Anunciado el 16 de Marzo, la compañía ha comenzado una prueba con varios clientes en los que GPT-4 queda integrado dentro de la suite de office. Esto permite escribir borradores, mensajes, generar presentaciones y mucho más utilizando el lenguaje natural.
Google, El futuro de la IA (Inteligencia Artificial)

Reacciones de la industria

Ante el avance del despliegue de modelos por parte de OpenAI, otras organizaciones han comenzado a hacer lo propio. Google presentó PaLM, Meta a LLaMA, Biadu a ERNIE, y otras compañías se esfuerzan por generar los suyos propios. En este sentido, es Google la que ha comenzado a pisar el acelerador para acercar estas nuevas herramientas al consumidor.

Y es que, no olvidemos que Google y Microsoft son competidores en varios campos tecnológicos clave, y tienen en sus manos definir el futuro de la IA en nuestras vidas:

  • Buscadores: Bing ha incorporado GPT4, y Google ha hecho lo propio con Bard
  • Sistema operativo: Tanto Android como Windows llevan años incorporando la IA en sus desarrollos
  • Productividad: Google Workspace y Microsoft Office 365 han doblado su apuesta en la incorporación de soluciones de IA a estos productos
  • Servicios en la nube: Google Cloud Platform y Microsoft Azure son soluciones de almacenamiento, procesamiento y análisis de datos en la nube, con modelos de IA integrados y listos para usar por parte de sus clientes.

El futuro de la IA

¿Cómo van a afectar estos modelos en nuestro día a día? Mucho. Este tipo de modelos ya está teniendo un gran impacto en el día a día de muchos profesionales. A futuro esto no hará más que aumentar al ritmo al que las empresas comienzan a integrarlas en nuestras herramientas de trabajo.

La IA va a afectar a nuestra manera de relacionarnos con la tecnología, provocando cambios profundos en nuestro día a día. Estos cambios impactarán a la forma en la que interactuamos con la tecnología, permitiéndonos expresarnos con lenguaje natural para obtener resultados precisos sin necesidad de generarlo desde cero ni hacer clicks en botones y menús.

Conforme los costes de entrenamiento de modelos bajan y los modelos se hacen más accesibles para todo el mundo, se aceleran los desarrollos. Esto permite acercar las últimas innovaciones tecnológicas a más aspectos de nuestra vida. Es cuestión de meses hasta que contemos con verdaderos asistentes digitales que nos avisarán de correos importantes, planificarán nuestras reuniones, nos harán resúmenes y borradores y ayudarán a generar ideas.

Desde Future Space cuentan con equipos investigando y haciendo uso de este tipo de modelos en distintos proyectos como por ejemplo, este artículo acerca del aspecto negativo de estas tecnologías “ChatGPT Generando desinformación con la IA de OpenAI”. Por tanto, como sociedad, cabe plantearnos si estas nuevas funcionalidades van a hacernos más productivos y estar al tanto de los aspectos negativos que puedan generar, y vosotros, ¿Qué opinas sobre el futuro de la IA? ¿Están empresas como OpenAI, Microsoft, Google y Meta acelerando un desarrollo peligroso para nuestro futuro?