Prompt Engineer: nueva profesión de la IA

Durante este último año la IA y ChatGPT se han convertido en los grandes protagonistas del mundo de la informática y del mundo en general. Ya no se trataba sólo de una herramienta que nos facilitase la vida, sino que llegó a convertirse en un peligro para el futuro de las personas.

Durante este último año la IA y ChatGPT se han convertido en los grandes protagonistas del mundo de la informática y del mundo en general. Ya no se trataba sólo de una herramienta que nos facilitase la vida, sino que llegó a convertirse en un peligro para el futuro de las personas. La gran pregunta que nos surge en este punto es ¿Qué hay detrás de todo esto? o mejor dicho, ¿Quién está detrás de esta nueva invención? La respuesta a estas preguntas viene dada de la mano de los Prompt Engineer. Prompt Engineer: nueva profesión de la IA.

Antes de nada conviene saber qué es el Prompt Engineering

Si traducimos el término prompt al español veremos que significa aviso, sugerencia o réplica. Por lo tanto, el prompt engineering podría definirse como la ingeniería de las réplicas o respuestas que da un sistema inteligente. Su principal objetivo es encontrar la forma adecuada con el fin de alcanzar un buen resultado de estas tecnologías.

En el prompt engineering se requieren habilidades que, además de incluir la escritura de código, van más allá. De ahí la necesidad de crear un nuevo puesto conocido como prompt engineers, los cuales desempeñan funciones específicas que comentaremos a continuación.

La principal tarea de un Prompt Engineer consiste en elaborar prompts que faciliten al usuario la comunicación efectiva con la IA. Estos se analizan y evalúan para comprobar que la herramienta se esté usando de manera óptima. El Prompt engineer no trabaja solo, debe coordinarse con el equipo de programación para conocer cómo funcionan y el modelo de lenguaje. 

¿Qué son los Prompt Engineer?

Estos ingenieros de peticiones son los encargados de hacer que la IA sea lo más eficiente posible para conseguir los objetivos y necesidades de los usuarios, de esta forma su función consiste en controlar y revisar los algoritmos encargados de hacer que la IA funcione.

Para poder entender todo esto es necesario definir primero qué es un Prompt. Un prompt es el contexto en el que se desarrolla la IA y ChatGPT, es decir, es una entrada de texto que actúa como estímulo para que se genere una respuesta de forma coherente. De esta manera un buen prompt debe ser claro, conciso  y con palabras clave que permitan guiar la respuesta. Partiendo de esta primera premisa, los promt engineers son personas que se saben comunicar con la inteligencia artificial proporcionándole los inputs adecuados para conseguir unos outputs lo más eficientes posibles. 

Ahora bien, ¿Cuál es el futuro de todo esto?

La llegada de la inteligencia artificial ha supuesto un cambio para todos los informáticos. Se trata de una herramienta que requiere de una nueva formación como consecuencia del limitado conocimiento que se tiene sobre ella. Es por ello que son ya varias empresas las que están lanzando cursos gratuitos para potenciar el desarrollo de esta habilidad que está creando nuevas profesiones. 

Pero no todo el mundo puede ser un ingeniero de peticiones, sino que además de tener amplios conocimientos sobre machine learning y procesamiento del lenguaje, es necesario que un buen prompt tenga la capacidad de desarrollar una buena comunicación con la habilidad de crear preguntas detalladas y específicas. 

Así la tarea más importante, y por la que los sueldos de estos ingenieros es tan elevada, es la de integrar prompts de IA en aplicaciones y software. Es una tarea que requiere también de labores de programación con el fin de que los prompt se ajusten de forma adecuada a esta tecnología. 

La implementación de la IA en las empresas como una herramienta de trabajo es una realidad que en muchas ocasiones ha generado debate, poniendo en duda el futuro de muchos empleos. Pero no todo es negativo, el aumento del uso de esta herramienta por parte de las empresas hace que haya un mayor interés por la labor que realizan los prompt engineers, y como consecuencia, da lugar a que se generen nuevos puestos de trabajo en el sector.