Las personas primero siempre

Las personas primero siempre

Si sabes de tecnología, seguro que ahora mismo eres candidato en un proceso de selección, o al menos, has tenido la oportunidad de serlo en las últimas semanas. Las empresas se pelean por tu atención y, a veces, cuesta decidir a quién escuchar: “¿qué me aporta esta oportunidad que no tenga ya?” “¿Merece la pena un cambio en la situación actual?” Si no tienes clara la respuesta sigue leyendo, así vemos las cosas en VASS, las personas primero siempre:

Hablar de talento es trending topic en los últimos tiempos, pero en VASS lo es desde que nacimos hace más de 20 años. Valoramos a las personas como motor del cambio, hablamos del talento como pilar del agilismo y, en definitiva, de los equipos humanos como impulsores de la transformación digital. La era de la tecnología es también la era de las personas: el cliente en el centro, el consumidor en el centro, el empleado en el centro y, por supuesto, el candidato que va a formar parte de nuestra empresa en el centro mismo del proceso.

Llegarán los robots y, de hecho, en muchos casos ya conviven con nosotros, pero son las personas las que dan vida a las empresas. Este enfoque es la piedra angular de la estrategia de crecimiento de VASS; si algo tenemos muy claro es que captar, atraer y retener el talento adecuado es clave en el éxito de una empresa.

Nos enorgullecemos del equipo humano que hace posible que seamos líderes en soluciones digitales. Ser programador no es sólo tirar líneas de código; no es, de forma aislada, una persona delante de una pantalla. Para crear hace falta cooperar, el valor añadido lo pone la colaboración con el equipo. Y algo tan sencillo como saber comunicar hace simples los problemas más complejos.

En este contexto también los procesos de selección en los entornos tecnológicos han ido evolucionando. Buscamos en los candidatos esa conexión con nuestra cultura, esa chispa en la entrevista que te dice: contigo podría trabajar, sé que juntos llegaremos lejos. Al final, la esencia de VASS son las personas, y por si aún no lo tienes claro, tu talento es nuestro ADN.

Si has llegado hasta aquí, un pedacito de ti ya forma parte de nuestra historia.

Compartir: